Recesión de encías

Se puede definir la recesión de encías como la situación en la que se produce un cambio en la posición de la encía como consecuencia de su desplazamiento hacia el ápice (punta) de la raíz. El efecto estético son dientes de apariencia más largos. Esta recesión suele además acompañarse de sensibilidad al frío y al calor, inflamación de esa zona de las encías y dolor a la masticación o al cepillado.

La causa más habitual de la recesión de encías viene derivada de un cepillado inadecuado, ya sea por exceso o cepillado demasiado intenso, o por defecto, presentando inflamación bacteriana que puede resultar en recesión de encías.

El tratamiento tiene como objetivo identificar y eliminar la causa de la recesión así como cubrir la recesión. Es una técnica de microcirugía que requiere la máxima precisión y meticulosidad y que se denomina Injerto de tejido conectivo del paladar.